La crisis hídrica que afecta la zona central con una prolongada sequía de más de una década, que además se ha ido acentuando, ha llevado a que grandes comunas de la zona central se encuentren adaptando sus plazas y jardines para disminuir el consumo de agua, sin afectar la belleza de sus paisajes.     

Viña del Mar y Lo Barnechea son algunas de estas comunas, según señala Alto Jardín, empresa dedicada a la construcción y mantención de áreas verdes en el país.

La Ciudad Jardín ha ido reemplazando el césped, principalmente por cubre suelos en algunas zonas: se trata de plantas que requieren poca agua y mayoritariamente crecen arrastradas, con una cubierta vegetal resistente. Doca, Inula, Festuca, Rayo de sol, son algunas de las especies utilizadas, combinando los ejemplares con gravilla, explica Sandra Castellaro, sub gerente general de Alto Jardín, quien agrega que “en Lo Barnechea también estamos utilizando plantas que no necesitan tanto requerimiento de agua, en reemplazo del pasto, ya que éste es el que consume más agua y que, además, cuesta regar de manera óptima”.

La Ejecutiva detalla que “sabemos que el cambio climático ha ocasionado estrés hídrico en la mayoría de los parques y áreas verdes de la zona central, donde nosotros concentramos más del 60% de nuestros contratos. Lamentablemente, no podemos llegar y hacer nuevos diseños si no está contemplado por bases técnicas antes licitadas, pero los mandantes están muy conscientes del problema, por lo cual, vemos con optimismo los cambios que se están impulsando para cuidar el agua. Esto habla de comunas sustentables y preocupadas de sus comunidades”.

Medidas eficientes 

Pero no todo pasa por un tema de diseño, Alto Jardín está desarrollando otras medidas para mejorar la eficiencia del manejo del recurso hídrico. Estas son:

-Mantener   buen estado del sistema de riego, revisando periódicamente la red para detectar que no existan filtraciones en las cañerías y grifos.

– Suspensión de riego fuera de la zona vegetal

-Subir el corte de césped en el verano, para lograr una mayor retención de agua.  

-Cubrir jardines con piedras, gravas, cortezas de árbol, entre otros materiales, para reducir la pérdida de agua por evaporación, con bello efecto estético.

-Utilizar sistemas de riego de bajo consumo de agua, como aspersión, riego por goteo o por exudación, donde se regulan los difusores, aspersores y goteros según las necesidades.

-Reutilizar aguas grises, las cuales se filtran y vuelven a las áreas verdes.

-Utilización de polímeros bajo la cubierta de pasto, ya que retienen el agua por días.

-Generación de abonos y compost sustentables y orgánicos.

Para hacer más efectivas estas medidas, esta empresa desarrolla un programa anual de capacitación con todos sus jardineros, que considera el uso sustentable del agua, a través del riego eficiente, conocimiento de las distintas especies de plantas y árboles, plagas y enfermedades de las plantas, poda de árboles, entre otras materias.

Share This