La fórmula de esta empresa de camiones para llevar dos años sin accidentes radica en mantenciones preventivas y monitoreo constante a los conductores.

En una ceremonia realizada en Viña del Mar, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) entregó un reconocimiento público a Transportes Consorcio San Antonio, del Grupo viñamarino Artisa, por lograr siniestralidad cero en dos años, bajando sus indicadores anteriores, producto de un innovador modelo de prevención.

Actualmente, Transportes Consorcio San Antonio, realiza faenas en la división El Salvador de Codelco. “Partimos con una tasa de 2,34, aplicable a empresas de alta siniestralidad o que comienzan operaciones. En dos años, no presentamos ningún siniestro, bajando la tasa a 0,98, que equivale a baja o nula siniestralidad”, explicó Sebastián Aballay, Jefe Nacional de Seguridad de esta empresa. En la práctica, esto conlleva beneficios para los trabajadores, que valoran operar en un ambiente seguro y libre de accidentes; y un ahorro de recursos para la compañía.

Algunas enfermedades laborales para los conductores de camiones son: lesiones en la estructura musculoesquelética, lesiones ergonómicas y originadas por accidentes de tránsito, fatalidad y enfermedades mentales. “Tenemos un personal de 500 empleados, entre conductores y mecánicos, por lo que estamos muy orgullosos de este reconocimiento”, confiesa Aballay.

Fórmula para la siniestralidad CERO

Estos resultados son fruto de una fórmula exitosa que posee varios los factores:

Selección del personal: Se contrata conductores con experiencia comprobable de al menos 4 años a cargo de camiones articulados en faenas mineras. A estos, se les aplican filtros de selección y pruebas de reconocimiento en ruta con instructores profesionales, por hasta 10 días, para evaluar sus capacidades al volante.

Central de monitoreo: Esta monitoreaque el personal cumpla con las condiciones de tránsito cuando parte a faena. “Todos los tramos de velocidad los tenemos registrados en un programa de control GPS y podemos detectar cuando alguno se sobrepasa”, explica Aballay. Si un conductor comete faltas, es reeducado a través de un instructor. “Volvemos a revisar la ruta, en video y en terreno, para que se aprendan bien cada tramo del camino”, asegura el experto. Al contrario, los que tienen buen comportamiento reciben reconocimientos. Agrega que, además, la empresa se preocupa de la comodidad del conductor. “Los camiones tienen asientos ergonómicos y cabinas selladas para reducción del ruido”.

Mantenciones mecánicas: Todos los camiones se someten a mantenciones mecánicas preventivas. “Les revisamos dirección, neumáticos, aceite, frenos y todas las piezas mecánicas. Y se renueva todo lo que pueda generar un problema para la conducción”, afirma Aballay.

Share This