El bichito del emprendimiento siempre ha estado activo en James Siminoff. Mientras trabajaba en el garaje de su casa en California con unos amigos en el desarrollo de nuevas ideas para negocios, se percató que no podía escuchar el timbre cuando alguien llamaba a su puerta. Se le ocurrió modernizar su timbre: lo conectó al wifi de su casa y le puso una cámara para poder ver quién estaba frente a la puerta.

Así nació Ring, un video-timbre que en la actualidad tiene más de un millón de usuarios en todo el mundo y que ha sido el gran invento en materia de seguridad doméstica en Estados Unidos. Sin embargo, el camino de Siminoff para consolidar su producto no fue nada de fácil, incluso fue a probar suerte a la televisión para conseguir financiamiento.

En septiembre de 2013 participó del programa de TV “Shark Tank”, un espacio en el que emprendedores presentan sus ideas a un jurado compuesto por importantes inversionistas con el objetivo de conseguir dinero y así poder desarrollar su empresa, que en ese entonces se llamaba DoorBot. James Siminoff se fue con las manos vacías desde el espacio televisivo.

Después de la experiencia en “Shark Tank”, el estadounidense decidió hacer un cambio de nombre de la compañía y le puso Ring, nombre con el cual ha conseguido que su empresa valga hoy US$ 460 millones.

Cómo funciona Ring

¿Se imagina que pueda contestar el timbre de su casa viendo a la persona que está en la puerta, desde su celular y estando en cualquier lugar del planeta? Pues bien, eso es lo que ofrece Ring con su video-timbre que funciona con wifi y que además simula como que usted contesta desde adentro del hogar, ya que sólo el dueño de casa puede ver a la persona y no a la inversa.

El invento cuenta además con un detector personalizado de movimiento que permite mantener el control de todas las áreas de la propiedad dejando registro de las grabaciones en la nube para revisarlos en cualquier momento, así como también adelantar y retroceder cuando sea necesario.

El sistema inteligente, equipado con una cámara y un micrófono, permite observar en la pantalla del dispositivo móvil cuando alguien toca a la puerta e interactuar con los visitantes a través de una aplicación, sin necesidad de abrir la puerta o siquiera estar presentes. Mejor aún, si una visita inesperada se acerca a la propiedad y no toca el timbre, gracias al sensor de movimiento se envía una alerta al celular para que pueda revisar y en HD quién está cerca de su propiedad.

Actualmente Ring es usado por un millón de personas en todo el mundo y mantiene operaciones en Estados Unidos, Londres, Australia, Nueva Zelanda, México, Argentina, Colombia y Panamá. ¿Y Chile? También ya está disponible en nuestro país y se puede comprar por menos de 200 mil pesos en las tiendas PC Factory y próximamente también estarán a la venta en Homecenter.

 

 

 

 

 

 

 

 

Share This