“La delincuencia está desatada en el país”. Con estas palabras Francisco Bartolucci, candidato a senador por la Región de Valparaíso, definió la situación actual en torno a los hechos delictivos a nivel nacional y regional. Para el ex alcalde porteño, “hay una sensación que se puede delinquir y que al hacerlo no va a pasar nada, lo cual claramente contribuye a aumentar la delincuencia”.

En los últimos meses, además, la sensación de inseguridad ha sido potenciada por hechos de mucha connotación, a los que no estamos acostumbrados en nuestra región, tales como balaceras en la vía pública de Viña del Mar y Valparaíso, asesinatos en Olmué y Villa Alemana. Por ello,  Bartolucci recalcó su preocupación, ya que explica que  “las leyes están, no son permisivas, pero el tema es más bien procedimental. Cometen los delitos y los tribunales, en muchos casos,  le dan la salida. Le pido al Poder Judicial que tenga una mano más dura. Y al Gobierno que potencie el trabajo de las policías, dotándolos de mejores herramientas. Hay que ponerse las pilas y estar todos contra la delincuencia para combatirla de manera efectiva”.

El académico de derecho profundizo en que “no puedo entender cómo no desarticulan las bandas organizadas. Por un lado, se debe respaldar y brindar recursos a las policías, pero además espero una actitud más estricta por parte de los tribunales, siendo más severo en lo procedimental, que los delincuentes no salgan libres de inmediato, quedando instalada la sensación de que se puede delinquir”.

Reinserción es tarea pendiente

Por otro lado, en cuanto a las personas privadas de libertad, Francisco Bartolucci señaló que ahí existe otro problema no resuelto, el de la reinserción. “En Chile no existe la reinserción de parte de los convictos, porque lamentablemente dentro de las cárceles no se da el espacio necesario para reformarse, sino que por el contrario usualmente es una escuela del delito”.

El candidato al parlamento afirmó que “lo que hay que hacer es segregar a la población penal, separar a los primerizos de los rematados, a los jóvenes de los que son criminales más avezados, a los que están esperando en prisión preventiva lejos del resto, entre otras fórmulas. Con esa segmentación se puede llegar mejor a la reinserción y que una parte de los presos no vuelva a caer a la cárcel”.

“El ideal es que no hubiese tanta delincuencia, es decir, tomar medidas para prevenir que ocurra. La fórmula es desincentivar que exista el delito, que los criminales sepan que los van a sancionar y que no deben delinquir. Hay mucha gente que siente que no le va a pasar nada con el crimen. Hay que ir con toda una campaña contra la delincuencia, con tolerancia cero, con tribunales más duros y con policías con recursos y bien organizadas”, concluyó Francisco Bartolucci.

 

Share This